Se prevé que el número de personas de 80 años o más se triplique en 2050, y que aumente más de siete veces en 2100. El número de personas de 80 años o más au­mentará en 434 millones en 2050 y en 944 millones en 2100 (United Nations, 2015). Dentro de este fenómeno demográfico destaca el hecho de que la población mayor de 80 años es una de las que mayor crecimiento está experimentando tanto mundialmen­te como en España. Y es, precisamente, a partir de esa edad (más de 80 años) cuando los expertos comienzan a cifrar el umbral actual de la vejez, que relacionan directamen­te con el inicio de la pérdida de autonomía para el autocuidado y la realización de las actividades básicas de la vida diaria.

El aumento del número de personas mayores de 80 años en la población española, y el riesgo de pérdida de autonomía que pueden padecer, otorgan especial importancia al análisis de sus necesidades específicas y a su atención; señalando como excelente opción, respetuosa con su contexto más inmediato, el Servicio de Atención Domiciliaria SAD.

A %d blogueros les gusta esto: