Ayudas técnicas

El ciclo vital de las personas a menudo condiciona las capacidades. Las personas mayores se enfrentan al momento en el que una adaptación de esas necesidades puede mejorar su posible dependencia para poder simplificar las actividades de la vida diaria y ofrecer una manera de vivir mejor. Entre ellas, podemos encontrar:

Tabla de baño.  Colocada en la bañera, permite a la persona mayor ducharse cómodamente, sentada. Se fabricados en plástico resistente y antideslizante y se ajustan a la forma y a las dimensiones de la bañera. Acostumbran a `presentarse con perforaciones para que el agua no se vierta al exterior.

Pinzas de alcance.  Con mango largo, se manejan desde la empuñadura en un extremo; en el otro, unas pinzas curvas, recubiertas de material antideslizante. Sirven para permitir recuperar cosas fuera del alcance de las personas con movilidad reducida.

Barras asideras. Pueden ser instaladas en la ducha o el baño. Facilita la maniobra de sentarse y levantarse a la persona mayor. Los asideros de plástico serían preferibles a los metálicos, por ser menos resbaladizos.

Elevadores del WC. Que adaptan el retrete para conseguir que éste esté lo suficientemente alto, entre 45 y 50 centímetros.

Cama articulada. Cuando la persona sufre una alta dependencia o dificultad para incorporarse, la cama articulada permite evitar la inmovilidad absoluta y facilitar el cambio de posición o facilitar la maniobra de levantamiento a partir de la posición de sentado.

#personasmayores #cuidadopersonasmayores #ancianos #cuidadoancianos #terceraedad #vejez #adultomayor #envejecimiento #atencionmayores #geriatria #envejecer #vejezsaludable #serviciosadomicilio #serviciosdomiciliarios #dependencia

%d